Sexta-feira, 11 de Dezembro de 2009

Copenhague y el negocio del cambio climático

EN TODO momento los desastres han sido un buen negocio. Si hay alguien que lo duda sólo tiene que mirar las cifras de ventas de la nueva película 2012, que para deleite nuestro presenta una historia sobre la destrucción de toda la Humanidad. En la película cada centro político y religioso del mundo es destruido sin piedad alguna. Parece que las emociones humanas para prosperar requieren de algún desastre. Algo semejante ocurre con la historia del cambio climático.

 

... in http://www.elmundo.es/opinion/tribuna-libre/2009/12/21475493.html

 

En toda la prensa mundial -y, por supuesto, también en España- la noción de cambio climático ha sido presentada como una especie de 2012. Este mes, a medida que nos acercamos al clímax de la gran cumbre en Copenhague, donde los líderes mundiales tienen que decidir una política para con el fenómeno, la histeria ha llegado a proporciones atemorizantes.

 

En España, se interpretan canciones como: La Tierra se calienta. Los hielos se derriten. Y no es ciencia ficción. Bien, tal vez no sea ciencia ficción, pero por supuesto es ficción, creada a propósito por gente desinformada. Cuando este verano se remontaron las temperaturas, un destacado periódico de Madrid afirmó que el cambio climático había golpeado España. No explicaba por qué el cambio no había alcanzado el norte de Europa, donde las temperaturas seguían frías.

 

Y ya que es una historia de desastre, hay que sacarle beneficio. Abran cualquier periódico y verán anuncios de productos para protegernos contra el cambio climático, como si el cambio climático fuera la gripe A. Por toda España, las instituciones que necesitan hacer dinero están ofreciendo cursos sobre cambio climático. Tengo ante mí un anuncio de una institución que está ofreciendo diplomas para crear «expertos en cambio climático». Uno a bien seguro se pregunta: ¿y estos expertos qué capacidades tendrán cuando el cambio finalmente llegue?

 

Estas instituciones necesitadas de dinero están explotando al Gobierno para financiar cursos sobre el cambio. Esto por supuesto también es verdad para otros países. El cambio climático es una de las industrias más prósperas de hoy en día. Si alguien lo duda, deberían considerar la carrera del ex vicepresidente Al Gore, quien se ha convertido en el primer súperbillonario del cambio climático, con propiedades personales que pasan de once cifras de dólares. Solo en octubre, una de sus compañías en California consiguió un contrato valorado en 560 millones de dólares para construir dispositivos ahorradores de energía. El cambio climático es por supuesto un muy buen negocio.

 

No es de sorprender que nos aseguren cada día que el cambio climático realmente existe. ¿Pero ya está aquí el desastre? ¿Podemos creer un informe respaldado por el anterior Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan, alegando que «cada año el cambio climático representa más de 300.000 personas muertas, 325 millones de personas gravemente afectadas, pérdidas económicas de 125 mil millones de dólares»? La verdad es que hay suficiente incertidumbre sobre el alcance del cambio climático como para permitirnos dudar.

 

Hay una gran variedad de opiniones entre los científicos, como siempre ha ocurrido con tales asuntos en las últimas décadas. Por cada artículo publicado sobre un desastre latente, hay otros sobre la falsedad de las alarmas. La prensa a menudo quiere desastres, porque vive del sensacionalismo. En una entrevista reciente en el Reino Unido, el jefe del Centro Internacional de Investigación del Ártico, Syun-Ichi Akasofu, afirmó: «El Ártico siempre se ha expandido y contraído. Pero la prensa siempre viene aquí y nos pregunta: ¿Dirá algo sobre el desastre invernadero? Y yo digo: no hay desastre».

 

Hace poco en la revista Science, un científico argüía que las alarmas sobre el aumento del nivel del océano Atlántico eran falsas. La Coalición Nuevazelandesa de la Ciencia del Clima, que está formada por 13 científicos, afirma que la temperatura de Nueva Zelanda no es más alta ahora que lo fue en los años de 1800. Dicen que ha habido años calurosos y años fríos desde mediados de los años 1800, y que la temperatura ha experimentado un aumento anual casi imperceptible. Podemos así seguir citando muchos testimonios, que demuestran que hay suficientes diferencias de opinión, como para llegar a tener dudas, no necesariamente sobre el cambio sino sobre su grado y su significado.

 

La semana pasada, un informe en la revista Nature, citado en EL MUNDO, dijo que «aunque las consecuencias del cambio climático podrían llevar a pensar que atravesamos la época más cálida de los últimos milenios, la temperatura del Polo Sur fue alrededor de seis grados centígrados superior a la actual durante el último periodo cálido, que tuvo lugar hace 125.000 años». La larga «lista de científicos oponiéndose a la tendencia general de la valoración científica del calentamiento global», que se puede consultar (en inglés) en internet, debería motivar a cualquiera a detenerse a pensar. En EEUU, 31.000 científicos han puesto sus nombres en una declaración que está en desacuerdo con la ortodoxia oficial.

Sin embargo, como señala un científico en el Daily Telegraph de Londres, «los científicos están bajo una intensa presión para ajustarse al imperante paradigma del alarmismo climático si desean recibir fondos para su investigación».

 

Esto significa que incluso los científicos se convierten en víctimas del negocio. Esta semana una serie de acontecimientos asombrosos han revelado cómo algunos científicos parecen estar retocando los resultados de sus investigaciones para coincidir con los puntos de vista de aquellos que les financian. Como informa el New York Times esta semana: «Cientos de e-mails privados y documentos robados de un servidor en una universidad británica han conducido a afirmar que científicos del clima conspiraban para exagerar la influencia humana en el cambio climático». Uno de ellos confiesa en uno de los e-mails: «De momento, lo que falta es el calentamiento global».

 

LA MAYORÍA de científicos están de acuerdo en que se ha producido un aumento de la concentración de CO2 en la atmosfera de la tierra, y que este aumento puede tener graves consecuencias. Pero no es tan fácil tratar el asunto con eficacia. Ese es el principal problema al que se enfrentan las naciones que estarán representadas en la conferencia de Copenhague. Haciéndole justicia, Obama se da cuenta de que la acción debe ser real y no ficticia. Durante la histórica visita a China en noviembre, tanto Barack Obama como el presidente de China, Hu Jintao, dejaron claro que no podrán alcanzar un acuerdo en Copenhague para reducir las emisiones de gases invernadero. EEUU y China son los dos mayores contaminadores. Sin ellos no es posible acuerdo alguno.

 

Sin embargo, habrá violentas protestas en Copenhague, dirigidas en contra de los Estados Unidos y China. Eso es porque la campaña por el control climático ha alcanzado ahora el nivel de una nueva religión apocalíptica. Al Gore se ve a sí mismo como un profeta de la nueva religión. Miles de otras personas, que han perdido la fe en el cristianismo y el marxismo, han abrazado con entusiasmo la nueva religión, y afirman que solo ellos pueden salvar el planeta. Descartan como irrelevantes las opiniones de los científicos. Hace algunos años, un destacado ecologista estadounidense afirmaba: «los científicos pueden no estar de acuerdo, pero podemos oír a la Madre Tierra, y está llorando».

 

Este tipo de entusiasmo religioso no debería afectar el hecho de que cualquier cosa que se consiga en Copenhague, aunque sea pequeña, será un importante avance. Algunos países han ofrecido cifras optimistas para la posible reducción de la contaminación, pero no se pueden tomar las cifras en serio y lo único importante es que se está realizando un esfuerzo.

Más allá de Copenhague, por supuesto, hay todavía muchos temas concernientes a la supervivencia humana.

 

Las exageraciones sobre el calentamiento global pueden por desgracia desviar la atención de tales temas, que atañen a otras formas de contaminación y degradación ambiental que todavía son vitales y no se pueden ignorar. La lista de problemas es en verdad larga, desde la deforestación al consumo de carne y la contaminación de los ríos y mares. El camino hacia delante será difícil, pero la contribución de aquellos que anhelan el desastre en el grado de la película 2012 solo servirá para impedir el progreso.

 

Henry Kamen es historiador británico. Su último libro es El enigma del Escorial (Espasa Calpe, 2009).

 

... da ficção... para a REALIDADE/da realidade para a FICÇÃO/saltinho duma cobra, APENAS!!!... Ou... NÃO???... Sherpas!!!...

publicado por sherpas às 18:09
link do post | comentar | favorito
|

.mais sobre mim

.pesquisar

.Janeiro 2017

Dom
Seg
Ter
Qua
Qui
Sex
Sab
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

.posts recentes

. ... heróis e... cavaleiro...

. ... se possível fosse!!!....

. ... TATE!!!...

. ... Caravaggio!!!...

. ... caravela portuguesa!...

. ... REGISTO!!!...

. ... expulsos, por... negl...

. ... entre... quatro pared...

. ... GANÂNCIA!!!...

. ... logro... abissal!!!.....

.arquivos

. Janeiro 2017

. Dezembro 2016

. Outubro 2016

. Setembro 2016

. Agosto 2016

. Maio 2016

. Abril 2016

. Fevereiro 2016

. Janeiro 2016

. Dezembro 2015

. Novembro 2015

. Agosto 2015

. Junho 2015

. Maio 2015

. Abril 2015

. Março 2015

. Fevereiro 2015

. Janeiro 2015

. Dezembro 2014

. Novembro 2014

. Outubro 2014

. Setembro 2014

. Agosto 2014

. Julho 2014

. Junho 2014

. Maio 2014

. Abril 2014

. Fevereiro 2014

. Janeiro 2014

. Dezembro 2013

. Outubro 2013

. Setembro 2013

. Agosto 2013

. Julho 2013

. Junho 2013

. Maio 2013

. Abril 2013

. Março 2013

. Fevereiro 2013

. Dezembro 2012

. Novembro 2012

. Outubro 2012

. Setembro 2012

. Julho 2012

. Junho 2012

. Maio 2012

. Abril 2012

. Março 2012

. Fevereiro 2012

. Janeiro 2012

. Dezembro 2011

. Novembro 2011

. Outubro 2011

. Agosto 2011

. Julho 2011

. Maio 2011

. Abril 2011

. Março 2011

. Novembro 2010

. Outubro 2010

. Setembro 2010

. Agosto 2010

. Julho 2010

. Junho 2010

. Maio 2010

. Abril 2010

. Março 2010

. Fevereiro 2010

. Janeiro 2010

. Dezembro 2009

. Novembro 2009

. Outubro 2009

. Setembro 2009

. Agosto 2009

. Julho 2009

. Junho 2009

. Maio 2009

. Abril 2009

. Março 2009

. Fevereiro 2009

. Janeiro 2009

. Dezembro 2008

. Novembro 2008

. Outubro 2008

. Setembro 2008

. Agosto 2008

. Julho 2008

. Junho 2008

. Maio 2008

. Abril 2008

. Março 2008

. Fevereiro 2008

. Janeiro 2008

. Dezembro 2007

. Novembro 2007

. Outubro 2007

. Setembro 2007

. Agosto 2007

. Julho 2007

. Junho 2007

. Maio 2007

. Abril 2007

. Março 2007

. Fevereiro 2007

. Janeiro 2007

. Dezembro 2006

. Novembro 2006

. Outubro 2006

. Setembro 2006

. Agosto 2006

. Junho 2006

. Maio 2006

. Abril 2006

. Março 2006

.links

.as minhas fotos

.participar

. participe neste blog

blogs SAPO

.subscrever feeds